27 octubre 2011
cuestión de piel

Mi piel no para de darme avisos...Unas veces es el sol el que la altera, otras el agua...Ahora toca el agua...será porque estamos en época de lluvias...

La cosa es que un problema de piel me ha llevado esta mañana al dermatólogo, o más bien, a la dermatóloga. Allí me topé con una situación que cada vez se está haciendo mas frecuente en mi pueblo: pensionistas del norte de Europa que acuden a los servicios sanitarios y que montan también sus pollos...pero en inglés...

Una señora mayor inglesa desencajada reclamaba a un doctor un informe...y se negaba a esperar. Allí estaba la señora con un taxista que la había traído desde un pueblo a unos 50 kms...Y allí estaban los dos desde las 9 de la mañana...Y eran las 12...El taxista estaba desesperado, entre otras cosas porque no entendía ni papa de inglés y porque no sabía si iba a cobrar o no...En medio de todo el lío un hombre (de bastante buen aspecto...o sea, que me gustó desde el primer momento) hacía de intermediario con su inglés de los montes...Pero ahí estaba... totalmente implicado con el problema de la señora. Tratando de poner cordura a tanta insensatez.

-No se dan cuenta de que es mayor y de que está sola- me dijo -No entiendo por qué no la ayudan. Voy a decirle al taxista que se vaya y que yo la llevo a su casa...No la podemos dejar así...

Sus palabras me hicieron verlo aún más atractivo. Estoy de vacaciones -me contó- y me ha dado por hacerme pruebas médicas. Así que no tengo problema en perder mi cita de hoy a ayudar a esta señora.

Yo me disculpé diciéndole que tenía que ir al trabajo, pero sintiéndome mala persona por no ser como él...Mi turno llegó. Me vio mi doctora y cuando salí no había ni rastro ni de la señora ni del taxista ni de aquel hombre bueno con el que me habría gustado seguir charlando....

Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 21:16 | Permalink | 3 comentarioss
Who links to me? Page copy protected against web site content infringement by Copyscape