31 agosto 2005

Hay hombres que te hacen sonreír.

Hay hombres con los que puedes compartir charlas, risas, confidencias, cintas de DVD, horas, comidas, cenas, viajes, playa…

Hay hombres con los que no es necesario estar perfectas, ser perfectas, ni parecerlo.

Hay hombres a los que puedes llamar sin esperar nada a cambio.

Hay hombres que aparecen en tu vida por un tiempo, la llenan y luego se van.

Hay hombres amigos... Y no son gays.

Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 17:14 | Permalink | 1 comentarioss
21 agosto 2005
amigas y frivolidades

Soy un poco frívola, lo confieso.
Me gusta hablar de cotilleos, de moda, de decoración,… de cosas que te evaden de la más cruda realidad, sobre todo cuando la realidad nos muestra su cara más dura.

Tengo una amiga que odia esta parte de mí. Y piensa (más bien me recrimina) que soy demasiado frívola, Ella y yo sabemos que no es así, que sólo es una parte de mí la que juega a serlo. Pero hay momentos para todo. No hay que ser siempre profundas y trascendentales. Preocuparse por los problemas del tercer mundo, de la situación política y social de nuestro país o de nuestros propios conflictos o líos mentales es necesario, pero no a todas horas.
Cuando estoy con mis amigas no quiero ocuparme de estos temas, entre otras cosas porque con ellas me gusta relajarme, divertirme y hablar de tonterías. Sé que las tengo para todo. Sé que nuestra relación no es frívola. Que podemos, en cualquier momento, tratar el tema que sea. Sé que están ahí para lo bueno y lo malo.

Y por eso, mientras dura lo bueno, ¿por qué no ser un poquito frívola?

Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 17:06 | Permalink | 2 comentarioss
20 agosto 2005
el re-encuentro

Fue un sueño.
Ya sabes que los sueños a veces tienen, y otras no, sentido.
Bueno, con todo lo de nuestro encuentro, tu corto , mi afición...en fin, pues yo estaba haciendo un corto no sé por qué...

De pronto, estábamos tú y yo en tu casa el día del encuentro.
Nos ponemos en el ordenador y , al encenderlo ,nos damos cuenta de que allí está toda nuestra vida: la tuya en un archivo y la mía en otro.
Se ve tu mano siempre encima de la mía, sin tocarla...como para coger el ratón y, cuando tú estabas con él, la mía igual; y decíamos: espera...
Y estábamos mostrando lo que habíamos hecho desde que no nos veíamos...
El ratón estaba como loco, como si nos mirara.
Tú me querías contar todo lo que habías hecho y yo...
Se veían imágenes del pasado: nuestra casita, las fiestas, yo qué sé: un sueño.
El ratón parecía que nos miraba; la mano de vez en cuando salía en la toma
como te he dicho.
Al final te pusiste sentada en mis piernas de espaldas al ordenador y me besaste. Yo solté el ratón y te abracé. Entonces se ve como el ratón, que se ve libre, nos mira y sale corriendo por la mesa, desenchufándose el cable (que es la cola)
Bueno... es un sueño. pero fue bonito
Es tuyo, si quieres.

...............................................................................................................................
- a ver, si me tuvieras que hacer un regalo... ¿ qué me regalarías?
- me gustaría regalarte un vídeo del pasado, donde aparecieran todas las cosas que no nos acordamos de cuando nos conocimos.

No fue un sueño
... De pronto, estábamos tú y yo en mi casa el día del encuentro...


Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 17:01 | Permalink | 1 comentarioss
03 agosto 2005
un mal día

Hoy es uno de eso días en los que, ya desde que te levantas, te da el pálpito de que no va a ser bueno... Y así ha sido.
Me he levantado con una mala sensación. A lo mejor tenga que ver el hecho de que anoche tuve algunos contratiempos: el correo electrónico no me funcionaba, y el móvil tampoco... Una conspiración tecnológica.
Pero eso no fue todo. Lo peor fue enterarme de que la madre de la Pepa se está muriendo.

La Pepa es una buena amiga de la infancia. La primera imagen que tengo de ellas (de la Pepa y de su madre) fue la del primer día de colegio. La Pepa entró en clase, con su madre de la mano, gritando y pataleando como una descosía. -Qué niña más salvaje-pensé yo. Pero ella ya sabría lo que le esparaba en ese colegio. Menudas brujas las monjas...La Pepa y yo al principio no éramos amigas. Ella estaba en el grupo B y yo en el A. Nos separaban las iniciales de nuestros apellidos.No estoy segura de cuándo empezamos a hacernos amigas. Quizás fuera el hecho de coincidir en el autobús de Cipriano, o el que veraneáramos en el mismo pueblo, o probablemente el que las dos eligiéramos el francés como lengua extranjera...Da igual. La cosa es que compartimos la adolescencia y la juventud. Compartimos muchos días de clases, tardes de estudio y noches de juerga.Compartimos confidencias y problemas generacionales.No fuimos unas hijas-modelo. Nuestras madres no lo pasaron muy bien con nosotras. Les dimos muchos disgustos. Nosotras sólo queríamos libertad y eso ellas no lo entendían.

Anoche la Pepa me contó que su madre se está muriendo. Su madre es más joven que la mía. Está mal desde hace dos meses. Tiene un tumor de esos puñeteros y raros que te destruyen a base de dolor. Está sufriendo mucho a pesar de estar con morfina. Joder!! No hay derecho!!
Ya sé que todo lo demás no tiene importancia al lado de esto. Pero las cosas se van acumulando y la vida (cruelmente) continua.Y si a todo esto le añades el que te toca un alumno malafollá que te jode la clase, a tus propios colegas de trabajo que no se ponen de acuerdo ante cuestiones básicas, y a la propia presión del trabajo que, pa más inri, es agosto...pues eso...que no he tenido un buen día.

Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 13:14 | Permalink | 0 comentarioss
01 agosto 2005
Mirando al mar: los Okupas de agosto

No me gusta agosto.
Mi pueblo se llena de turistas que oKupan la playa, la plaza, la calle principal, los aparcamientos, el supermercado, la farmacia y mi tranquilidad.
Y no es que sea un pueblo especial, no lo es, pero es un pueblo en donde hay una calma durante diez meses. En donde pasear por su antigua "carreterilla chica" (como la llamabamos hace años; hoy se llama Paseo Marítimo, que es más pijo) es una gustazo y un bien para nuestra salud física y síquica.
Hace años tuve que cambiar mi dormitorio (pasarlo al otro lado de mi casa, al más alejado de la calle) para poder dormir. Incluso llamé al ayuntamiento pidiendo ayuda para poder pegar ojo las noches de verano. "¿No sabe usted que es un pueblo turístico? Pues hay que aguantar el ruido nocturno, que de eso vivimos" me respondió un policía municipal. Y se quedó tan ancho.
Odio agosto. Y además trabajo.

Etiquetas:

 
posteado por pilar a las 14:55 | Permalink | 0 comentarioss
Who links to me? Page copy protected against web site content infringement by Copyscape